Archivo del Autor: nelumarcano1

Protocolo de Kyoto I

Por Nelú de Marcano CNP 3332CA2BCTE7

A partir de este Convite trabajaremos algunos aspectos relacionados con el Protocolo de Kyoto; se trata de un acuerdo internacional suscrito en 2005 por 144 países con la finalidad de reducir las emisiones de gases de invernadero especialmente de dióxido de carbono (CO2), gas metano (CH4), y óxido nitroso (N2O), además de tres gases industriales fluorados: Hidrofluorocarbonos (HFC), Perfluorocarbonos (PFC) y Hexafluoruro de azufre (SF6 ) . La meta del protocolo de Kyoto es la de iniciar acciones para, entre los años 2008-2012, lograr la reducción de  un 5% de emisiones de gases de invernadero a nivel mundial con relación a las cifras de 1990. Además del cumplimiento que los países industrializados hicieron en cuanto a la emisión de gases de efecto invernadero se promovió también la generación de un desarrollo sostenible, de tal forma que se utilicen energías no convencionales y así disminuya el calentamiento global.

 El protocolo de kyoto tiene sus antecedentes en el siglo pasado, cuando se decretó la alarma mundial por los agujeros en la capa de ozono… ese fue un hecho sin precedentes que marcaría el inicio de un proceso de deterioro del medio ambiente que hoy ha desencadenado el calentamiento global.  Miguel Méndez Rodulfo afirma que: “El objetivo principal es disminuir el cambio climático de origen antropogénico cuya base es el efecto invernadero”. Según las cifras de la ONU, se prevé que la temperatura media de la superficie del planeta aumente entre 1,4 y 5,8 °C de aquí a 2100, a pesar que los inviernos son más fríos y violentos. Esto se conoce como Calentamiento global. «Estos cambios repercutirán gravemente en el ecosistema y en nuestras economías», señala la Comisión Europea sobre Kyoto. Sin embargo, el Protocolo de Kyoto tiene un objetivo  que es “conseguir que las medidas de mitigación del cambio climático sean eficaces con relación a los costos.

Un aspecto interesante es que el mismo obliga a los países industrializados a desarrollar proyectos sostenibles y ecológicos con lo que ellos han llamado “Mecanismo de Desarrollo Limpio” (MDL)  los cuales serán financiados con el “carbón cridits” o sea con un mecanismo de financiamiento en el cual  el bono de carbono es igual a una tonelada de CO2 y esencialmente es un derecho de emisión. Méndez Rodulfo afirma que: Como el Protocolo de Kyoto busca controlar las emisiones de gases de efecto invernadero, y dado que muchas industrias de los países desarrollados, firmantes del acuerdo, no están en capacidad por ahora de cumplir con estas expectativas reductivistas, se plantea que proyectos conservacionistas o proyectos industriales que manejen tecnologías que empleen combustibles limpios, energía renovable o eficiencia energética, llevados a cabo en países del tercer mundo, se hagan acreedores de líneas de financiamiento o “carbon credits”, cuyo dinero proviene de la creación de fondos financieros dentro de los países desarrollados contaminantes.

Lo importante es que los científicos preocupados por el calentamiento global,  descubrieron que aún si logramos detener completamente hoy las emisiones de carbono, los cambios en las temperaturas de la superficie, las precipitaciones, y el aumento en los niveles del mar serán en gran parte irreversibles durante 1.000 años (Salomón, 2009). Es decir, que el daño que hemos causado al planeta es ya irreversible. Seguiremos la próxima semana.

Publicado en el Diario Nuevo Día de Coro el 28 de Febrero de 2009

1 comentario

Archivado bajo sukyo mahikari

La Conciencia Ecológica es un Acto de Vida

Por Nelú de Marcano CNP 3332images[86]

Cuando hablamos de una  conciencia ecológica nos referimos a la aprehensión real y profunda de actitudes conscientes en beneficio propio, de los otros y del planeta. En ese sentido, hace algunas semanas señalábamos que el concepto de medioambiente involucraba al entorno que afecta y condiciona especialmente las circunstancias de vida de las personas. Por ello afirmamos que, la conciencia ecológica se forma en la familia y el papel de la educación -tanto formal como no formal- es reforzar los valores aprendidos en el hogar. Quiere decir que la conciencia ecológica se manifiesta en todos nuestros actos de vida y eso implica por ejemplo, el cuidado de las áreas verdes que rodean nuestras urbanizaciones; la disposición de la basura; el mantener limpio el frente de nuestras casas y edificios; el unirse con los vecinos para, en conjunto, tomar acciones y hacer gestiones que mejoren nuestras condiciones de vida en la comunidad a la que pertenecemos.

Sin embargo, con preocupación observamos sucio en las calles, producto de nuestra acción directa. Ayer, por ejemplo, Salí con mi esposo y mi nuera a caminar en una reconocida urbanización de nuestra ciudad, la cual está habitada por personas de clase media. Es un lugar que se presta porque el tráfico de autos no es tan intenso hay  muchas personas y niños caminando y jugando y además tiene grandes estacionamientos donde se puede andar tranquilamente. Pero, allí se observa que existe un gran descuido con la limpieza y cuidado de áreas comunes. El monte que rodea todas las caminerías esta altísimo, hay basura regada por todos lados, las matas sembradas en las entradas de los estacionamientos sin podar y agua estancada -producto de las lluvias-  en la redoma central, lo cual se convierte en un criadero de zancudos y alimañas que pueden afectar considerablemente la salud de los vecinos.

Entonces, ¿cuál es la preocupación? Que definitivamente la acción directa de la familia sobre el cuidado del medio ambiente, está fallando. Me preocupa que, a lo mejor usted entra en esos edificios, en esos apartamentos y los verá limpios, acomodaditos… pero los alrededores descuidados y sucios. Eso corrobora que, un aspecto tan importante de la conciencia ecológica no se ha logrado como es asumir que el problema es nuestro; nada hace usted con mantener su casa limpia y echar la basura para la calle. El sentido de pertenecía surge aquí como un componente bien importante, porque esa es su urbanización y ella es un reflejo de usted. Siempre recuerdo un mensaje ecológico  que se encontraba en uno de los puentes de la Circunvalación Uno de Maracaibo que decía: un papel no ensucia… pero somos muchos. Y es tan común observar como desde los carros en marcha -niños y adultos indistintamente- lanzan la basura que genera la ingesta de chucherías o de comida rápida. Es como decir, mi carro limpio y la basura no es mi problema.

Pero hay una ley de vida que es la ley del retorno o retribución la cual está referida a que lo que lanzamos, decimos, pensamos hacia los demás se nos devuelve y eso incluye el todo de manera holística. Si siembras una semilla que cuidas con gran cariño y amor, germinará y crecerá una planta que te bendecirá con sus flores y frutos. Recuerda, la basura no es solo física, es también energía y si la generación de basura y el manejo que de ella hacemos en la vida personal es inapropiada, las energías serán pesadas e inapropiadas para nuestro confort y felicidad. Quiero finalizar esta reflexión recordando a la abuela Cira Elena quien siempre nos orientaba a mantener las papeleras  de la cocina y el baño bien limpias porque la limpieza y el orden comienzan en la casa. Nos toca en lo personal y a través de los consejos comunales, las asociaciones de vecinos y las juntas de condominio, iniciar una labor profunda del saneamiento ambiental.

Publicado en el Diario Nuevo Día de Coro el 21 de Febrero de 2009

3 comentarios

Archivado bajo sukyo mahikari

Una Sonrisa al Planeta

Por Nelú de Marcano CNP 3332images[85]

Desde este espacio recibimos, con gran beneplácito, la noticia de la conformación del Comité Regional para la Educación Ambiental del Estado Falcón (Cream). A ellos dedico esta reflexión del convite de hoy.

Definitivamente, la formación de una conciencia ecológica comienza en el hogar. Por ello es necesario partir del significado de la palabra educación, como “conceder la esencia espiritual de la vida”. Esto implica -según Gallegos- que la educación holística se interesa por la formación integral del individuo atendiendo no solo el aspecto intelectual sino también el emocional, físico, social, estético y espiritual; lo cual  revela el gran compromiso que le otorga la sociedad al proceso educativo, formal y no formal;  en cultivar los sentimientos del hombre para afrontar los retos del siglo XXI. Retos que involucran -entre muchos aspectos-  el cambio climático, el calentamiento global y el progresivo deterioro del ambiente.

Conceder la esencia espiritual de la vida a nuestros niños y niñas,  adolecentes, jóvenes y a nuestros adultos jóvenes implica un cambio en el modelo educativo que venimos desarrollando en la escuela venezolana; porque si bien es cierto que el Estado Venezolano ha hecho un gran esfuerzo por implementar una educación sustentada en los pilares del saber, ser, hacer y convivir establecidos por la UNESCO desde 1996; y reforzados por los pilares de la Educación Bolivariana (2007) con el aprender a valorar, aprender a reflexionar, aprender a crear; participar y convivir; la tarea apenas comienza.

 El Modelo educativo tradicional que privilegia lo cognitivo sigue vigente en muchas de las aulas venezolanas y se deja de lado la dimensión espiritual. En recientes observaciones (2008) realizadas por el equipo de investigación del Proyecto: la Formación de Docentes Holistas que se desarrolla a través del Programa de Investigación PRIGED Núcleo UNERMB-Falcón (del cual soy coordinadora); observamos una clase de música,  sin música… ni siquiera un tarareo, o un coro a capela con los niños.  No! Solo la letra del Himno Nacional  escrita en la pizarra para que los niños la copiaran. Valga el ejemplo para corroborar que, a pesar de los esfuerzos del Estado, los maestros seguimos en la práctica de una enseñanza descontextualizada, que nada tiene que ver con la vida ni con los intereses del niño y de la niña.

Por ello, el equipo de trabajo del proyecto de investigación: la Formación de Docentes Holistas; está convencido que la propuesta del Modelo de Educación Tridimensional (que debe su nombre a las tres dimensiones que lo conforman: espíritu, mente y cuerpo) es una alternativa viable para afrontar el caos, la incertidumbre, los antivalores, la globalización y los retos que caracterizan la sociedad contemporánea. De las actividades más significativas que desarrollamos están los talleres: Competencias espirituales en el Aula; La Pedagogía del Corazón; las estrategias Holísticas; todos centrados en formar docentes holistas profundamente espiritualistas. Y esas competencias espirituales en el aula incluyen la práctica del saludo radiante; la práctica de la gratitud por los padre, por los maestros, por la institución educativa a la que pertenecemos,  por los alimentos; Otra es la práctica del perdón; la práctica del respeto a los otros y del respeto por la vida; la práctica del Orden y la limpieza; la práctica del reciclaje y del ahorro; es decir, facilitamos actividades que persiguen promover actitudes positivas, normas de convivencia, valores humanos y  amor por la patria con la finalidad de elevar la dignidad humana y contribuir a la consolidación de una conciencia ecológica.

El propósito fundamental de todas estas acciones está orientado a cimentar la personalidad de un ser humano virtuoso, puro, radiante, correcto y abierto al cambio; con sentido crítico, reflexivo, participativo, con cultura política, conciencia y compromiso social; capaz de establecer relaciones armoniosas, en un clima de respeto a las ideas y convivencia así como el trabajo cooperativo, y vivencias con la naturaleza. En conclusión, a través de la formación de docentes Holistas tratamos de colocarle “una sonrisa al planeta” cultivando el sentimiento de los involucrados en la educación de los niños y niñas venezolanos. Hasta la próxima semana

Publicado en el Diario Nuevo Día de Coro el 14 de Febrero de 2009

2 comentarios

Archivado bajo sukyo mahikari

Aspecto Espiritual del Medio Ambiente

Por Nelú de Marcano CNP 3332

¿Cuál es la importancia de fomentar una conciencia ecológica?; ¿Por qué tanta insistencia en el tema? Los lectoreimages[23]s de esta columna siempre me comentan que tenemos que insistir en el tema por cuanto nosotros seguimos actuando como si el problema del calentamiento global y de deterioro del medio ambiente no nos tocara. Por ello, hoy trataremos sobre el aspecto interno o plegado del medio ambiente.  

En un conversatorio con jóvenes del curso introductorio de Ciencias Ambientales de la UNEFM,  en el que participe invitada por el prof, Freddy Hernández; manejamos algunas ideas relacionadas con los aspectos invisibles del medio ambiente refiriéndome a las vibraciones que cada uno de nosotros emana y que también son fuente de contaminación ambiental. Les decía que la Dra. Elaine Beauport  (1994) en su libro Las Tres Caras de la Mente asume que el cerebro no es simplemente masa encefálica recubierta de sustancia gris que pesa kilo y medio sino que “el cerebro es un sistema de energía y al ser visto de esta manera, se abre la proposición de diferentes procesos de inteligencia que vibran en las ondas gruesas de lo finito hasta las ondas más finas de lo infinito. Es decir: lo mas finito se relaciona con la energía que emanan los sentimientos de odio y rencor; y lo infinito como el amor y el sentido de eternidad  Por lo tanto, nuestros sentimientos y  palabras llevan una carga vibratoria que puede ensuciar el mundo espiritual de las personas a quienes van dirigidos, el propio así como el de todo lo que nos rodea. Odairisama (2009), guía espiritual de Sukyo Mahikari recomendó que debemos tener un sonen alegre (sonen es el sentimiento más profundo); palabras positivas y actuar de manera constructiva. En relación al medio ambiente,  significa que el cambio tiene que comenzar primero por uno mismo; con nuestra manera de interactuar con los otros y cobra especial importancia que usemos palabras que eleven la dignidad del ser humano. Nosotros somos el ejemplo y la guía de las generaciones futuras, por eso, y con esta conciencia, empecemos a evaluar y replantear lo que estamos haciendo con el planeta.

 Por ello es que insistimos en el rescate de la espiritualidad como esencia de vida, como norte de la educación y de la formación de esa conciencia ecológica. Para Gallegos (1999), “la espiritualidad es una experiencia individual natural y directa de lo sagrado, de lo trascendente, del fundamento último que  es la esencia de todo lo que existe”. Esto quiere decir que la espiritualidad es una actitud de vida, un modo de asumir la cotidianidad, de entender e interpretar lo subjetivo e intersubjetivo como factores que se conjugan en  actitudes, en sentimientos y por ende en los valores que impulsan al hombre a actuar en la sociedad a la que se pertenece; implica, que la verdadera espiritualidad no tiene relación con dogmas religiosos ni con ninguna institución. Ella es la base del puente de una educación consciente y holista que parte de la familia. Y esa conciencia espiritualista puede ser el asidero para generar un cambio en la actitud depredadora del medio ambiente hacia una conservacionista, ecológica y del reciclaje. Hay que comenzar actuar ya. Hasta la próxima semana.    

Publicado en el Diario Nuevo Día de Coro el 07 de Febrero de 2009

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Conciencia Depredadora del Medio Ambiente

images[12]Por Nelú de Marcano CNP 3332

Esta semana continuaremos con la reflexión sobre aspectos que pueden explicar el porqué tenemos una conciencia depredadora del medio ambiente. El Occidente privilegió muchos conceptos considerados como ideas fuerzas por la determinación y el peso que el proceso civilizatorio les concedió. Tal vez, el rasgo más resaltante de la modernidad fue que, sus pensadores hablaron de la era de la ilustración, de la iluminación en contraposición al oscurantismo que prevaleció en la edad media. Esa ilustración implicó asumir que los avances de la ciencia y de la tecnología tuvieron como principio y fin al hombre mismo ubicando la religión y a los religiosos encerrados en sus iglesias y conventos. Surge así la secularización como otra idea fuerza de la modernidad.  El término secularización viene del latin: saeculum, que significa: siglo. Quiere decir que todo lo que pertenece al siglo es secular y debe ser promocionado y respetado como tal. Secular significa: hacer que el siglo sea lo que es con todas sus potencialidades y cualidades. Entonces, a partir de la secularización, el hombre inicia el gran desarrollo de la civilización materialista, dejando de lado lo espiritual. Para Weber (1983), la modernidad significó la mayoría de edad de la humanidad porque ésta se hizo madura, responsable, productiva y libre de las ataduras religiosas. Así, “la modernidad surgió en un intento de los hombres por romper con la vieja concepción mítica del mundo para dar paso a una científica; por cambiar una sociedad autocrática por una democrática y por sustituir una sociedad sacramentalmente tutelada por otra civilmente autónoma”. Marcano (2004).

Pero, actualmente  el mundo ha cambiado mucho desde la revolución industrial y hoy en plena era  de la cibernética y de la globalización, en la cual el hombre muestra su dominio en campos donde jamás se imagino y que le han permitido entre muchos logros, la conquista del espacio y la manipulación genética;  necesita un asidero para enfrentar el caos, la inmediatez y la incertidumbre que caracteriza la sociedad contemporánea; Desde mi perspectiva,  la espiritualidad es el punto de apoyo de una concepción ecológica del mundo, con el pleno convencimiento que el rescate de este aspecto tan importante en la vida del ser humano permitirá un cambio en la comprensión de los procesos caóticos, azarosos y de destrucción del planeta que enfrenta la humanidad en estos inicios del Siglo XXI. Pero ¿cómo se define la espiritualidad? La espiritualidad es un concepto amplio que si bien es cierto implica lo religioso, no es menos cierto que lo trasciende. Para los teóricos holísticos, es una manera de vivir, de actuar, de pensar y de intersubjetivar. Es asumir una concepción del mundo sustentada en los más altos valores culturales que se reflejan en la actuación virtuosa de las personas que los profesan. Por lo tanto, la espiritualidad no es ningún conjunto de creencias, dogmas, símbolos ni rituales. … “consiste -según González Bello (2002)-  en el descubrimiento de la armonía en todas las cosas, de nuestra situación en el mundo, del sentimiento último de interdependencia.  Espiritualidad significa sensibilidad, libertad, no para hacer lo que queramos, sino para sentirnos integrantes y participantes de la vida en su totalidad”. Es respeto por la vida en su concepción más amplia en coherencia con nuestros sentimientos, motivaciones y acciones Y es allí donde entra lo ecológico. Pero como el espacio es limitado, esa reflexión la continuaremos la próxima semana.

Publicado en el Diario Nuevo Día de Coro el 07 de Febrero de 2009

Deja un comentario

Archivado bajo sukyo mahikari

Conciencia Ecológica

Por Nelú de Marcano CNP 3332

¿Porque tenemos una conciencia depredadora del medio ambiente y de todos los recursos que nos provee el plimages[8]aneta? Esta es una pregunta álgida que puede generar mil respuestas. Sin embargo, parte, en primer lugar, del sentido de pertenencia; en segundo lugar, de apreciar el legado generacional del medio ambiente; y en tercer lugar; de la preservación de la raza humana.

El sentido de pertenecía es un aspecto que toca la conciencia y memoria espiritual que tenemos como seres humanos. Si volteamos la mirada al pasado podemos observar como nuestros antepasados tenían un respeto absoluto por el medio ambiente. Lo respetaban y le temían porque ellos sentían,  en cada uno de los elementos que lo constituían, la presencia divina de un Dios. Esto tal vez, por la imposibilidad de controlar las fuerzas naturales; al mismo tiempo que por la grandiosidad de esas fuerzas naturales. Gracias a ese respeto y temor, el hombre mantenía una relación de armonía con el medio ambiente y tomaba de él solo lo necesario para la supervivencia. Sin embargo esa actitud se perdió, con el advenimiento de la modernidad como concepción del mundo. Se perdió el sentido de pertenecía porque se desacralizó la naturaleza, es decir, que se le quito el sentido de lo espiritual y de lo divino para convertirlo todo -incluyendo al hombre- en objeto de conocimiento y se explotaron los recursos amparados en la falsa ideología del desarrollo/progreso.

El Filosofo japonés Umehara (1996) piensa que el monoteísmo sirvió para justificar  la explotación y la conquista tanto de la naturaleza como del hombre. “si bien el politeísta ve las montañas y los ríos como dioses, el monoteísmo cree en un solo Dios trascendente y niega  la realidad de los dioses de las montañas y de los ríos, y por lo tanto, es libre de explotar a la naturaleza.  Por otra parte, esa falsa ideología de desarrollo/progreso también lleva implícito el concepto del tiempo, el cual tiene un sentido acorde al momento histórico que vive la humanidad. Octavio Paz (1992) lo explicó de una forma muy concreta cuando refirió para cada civilización una idea diferente del tiempo. “Para las sociedades medievales lo importante era que el alma alcanzara la eternidad, el tiempo fuera del tiempo… Ellos no creían en el futuro porque sabían que el mundo pronto se vería condenado a la extinción. Pero -según Octavio Paz- la modernidad trajo una concepción diferente. No era el alma individual lo que se podía salvar sino la raza humana a través del progreso…bajo la modernidad buscamos la redención secular colectiva, la redención dentro del tiempo. Hoy  hemos perdido nuestra fe en el progreso (por su concepción lineal) y hemos descubierto el presente y vivimos en el ahora. Esta reflexión sobre el tiempo tiene sentido en la preocupación por la destrucción del medio ambiente como legado generacional. Umehara (1996) afirma que “el tiempo no empieza con la creación para finalizar con la muerte. En lugar de ello, la estructura del tiempo carece de uniones y es recurrente. Y es precisamente esta concepción de temporalidad y eternidad la que se perdió en el mundo occidental. El hecho de  tener una existencia finita: que comienza con la concepción y finaliza con la muerte; es -para  el crítico social Kato- un elemento importante que alimenta  la conciencia depredadora del medio ambiente y piensa que en lugar de adaptarnos al medio ambiente preferimos transformarlo. En ese esfuerzo por sacar el mayor provecho económico de los recursos naturales trasformados generamos los gases de invernadero y el cambio climático que mantienen al planeta a punto de colapsar.  La próxima semana continuaremos tratando de develar cuales son -desde los expertos- las posibles causas de alimentan la poca estima que le profesamos al medio ambiente, para, a partir de allí seguir generando elementos que nos permitan potenciar una conciencia ecológica para, posteriormente, retomar los aspectos constitucionales del medio ambiente. Hasta entonces.

Publicado en el Diario Nuevo Día de Coro el 24 de Enero de 2009

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El Medio Ambiente un Derecho Constitucional

Por Nelú de Marcano CNP 3332images25

El convite de esta semana será dedicado al medio ambiente como un derecho constitucional porque este es un bien común esencial para la vida sana de la presente y futura generación de la humanidad. ¿Qué es el medio Ambiente? En sentido amplio es todo lo que nos rodea: aire, agua, tierra, clima, animales, fauna, flora, elementos artificiales y hasta el hombre mismo. Al revisar en la Internet nos conseguimos con muchas definiciones de las cuales solo destacaremos algunas, las mas incluyentes,.. En Wikypedia (2009) “Se entiende por medio ambiente o medioambiente al entorno que afecta y condiciona especialmente las circunstancias de vida de las personas o la sociedad en su conjunto. Comprende el conjunto de valores naturales, sociales y culturales existentes en un lugar y un momento determinado, que influyen en la vida del ser humano y en las generaciones venideras. Es decir, no se trata sólo del espacio en el que se desarrolla la vida sino que también abarca seres vivos, objetos, agua, suelo, aire y las relaciones entre ellos, así como elementos tan intangibles como la cultura”; En ecopibes.com (2009) “El Ambiente es el sistema global constituido por elementos naturales y artificiales de naturaleza física, química, biológica, sociocultural y de sus interrelaciones, en permanente modificación por la acción humana o natural que rige o condiciona la existencia o desarrollo de la vida.”.

En ese sentido, medio ambiente es un concepto que incluye todos los factores naturales y artificiales y las interrelaciones que inciden en  la calidad de vida del ser humano y que históricamente fue abordado por la ciencia para estudiar su influencia en la generación de enfermedades tales como las respiratorias, gastrointestinales, cutáneas, neurológicas y genéticas, entre otras. Sin embargo, hoy el medio ambiente es un derecho constitucional no solo en Venezuela, sino también en Brasil y otros países del mundo dada la necesidad de retraer el deterioro ambiental que está generando el calentamiento global. En las constituciones venezolanas anteriores a la del 99; del medio ambiente solo eran protegidos -con una visión reduccionista- los recursos naturales como parte de los bienes económicos. Ahora, “impulsados por una necesidad y una tendencia mundial” tal y como lo profesa la propia Carta Magna en su exposición de motivos, el concepto de medioambiente que la orienta es holístico, porque incluye todos los aspectos que de éste se pueden considerar. Textualmente el artículo 127 dice: «es un derecho y un deber de cada generación proteger y mantener el ambiente en beneficio de sí misma y del mundo futuro. Toda persona tiene derecho individual y colectivamente a disfrutar de una vida y de un ambiente seguro, sano y ecológicamente equilibrado. El Estado protegerá el ambiente, la diversidad biológica, genética, los procesos ecológicos, los parques nacionales y monumentos naturales y demás áreas de especial importancia ecológica. El genoma de los seres vivos no podrá ser patentado, y la ley que se refiera a los principios bioéticos regulará la materia. Es una obligación fundamental del Estado, con la activa participación de la sociedad, garantizar que la población se desenvuelva en un ambiente libre de contaminación, en donde el aire, el agua, los suelos, las costas, el clima, la capa de ozono, las especies vivas, sean especialmente protegidos, de conformidad con la ley.»  (1999). Claramente se observa que nos corresponde a los ciudadanos de este país, el derecho al disfrute de un ambiente sano y libre de contaminación, pero al mismo tiempo exige la obligación de defenderlo. Así mismo, el precitado artículo también le concede responsabilidad al Estado, de proteger el ambiente y demás bienes ambientales y su obligación es fundamental para garantizar a la población el disfrute de ese bien constitucional en las mejores condiciones. Para tal fin el Estado, a través del Poder Legislativo procede a crear leyes, y los entes competentes los reglamentos y normativas acorde a las necesidades reales que pauta el contexto y que son administradas por los Ministerios, Institutos Nacionales, Gobernaciones y Municipalidades. La próxima semana seguiremos con el tema. Hasta entonces.

Fuentes: wikipedia.org; Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999); Fernándes, Ana P. (2008) Ponencia “La Tutela Ambiental del Aire Atmosférico” 1er Encuentro latinoamericano de la Civilización Yoko. Planigestión.com (2008); Isabel de los Rios en www.ine.gob.mx

Publicado en el Diario Nuevo Día de Coro el 17 de Enero de 2009

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El Mundo en un Segundo

Por Nelú de Marcano CNP 3332images16

Este Primer Convite Yoko del 2009 se corresponde con la entrega numero 17.  La columna nació en Agosto del 2008 con la motivación de tratar el tema de Vida y Medio Ambiente a propósito de la realización del 1er Encuentro Latinoamericano de la Civilización Yoko realizado en Sao Paulo Brasil, en el mes de Junio del año pasado; justo porque la ONU declaro 2008 como el año mundial de la tierra dada la emergencia del planeta por el fenómeno del calentamiento Global.

En ese Congreso -organizado bajo el patrocinio del Centro de Investigaciones de la Civilización Yoko con sede en Japón y Sukyo Mahikari de América Latina-  Odairisama, líder mundial de esas dos instituciones; manejo cifras que son realmente alarmantes y reveladoras del gasto energético y de despilfarro de materia prima que nos suministra el planeta. Odairisama dijo textualmente: “sobre la destrucción del medio ambiente, el profesor Ryuichi Yamamoto, de la Universidad de Tokio hizo un estudio estadístico llamado “El mundo en un segundo”. En apenas un segundo, en el mundo están siendo expelidos 390.000 metros cúbicos de dióxido de carbono, equivalentes al volumen interno de 32 gimnasios deportivos escolares. En un segundo, son consumidas 252 toneladas de combustible fósil, equivalentes al consumo de 63 camiones. En un segundo, 5100 metros cuadrados de vegetación, equivalentes a 20 cuadras de tenis, están siendo destruidas. En un segundo, 2300 metros cuadrados de tierras cultivables se  están disminuyendo.  En un segundo, 400kw de energía eléctrica están siendo consumidas. En un segundo, nacen en el mundo 2.4 personas y mueren 0.3 personas; y cada cuatro segundos muere una persona de hambre”. (Publicado en la revista Sukyo Mahikari Nº 103 de Dic. 2008)

Esas cifras revelan algunas de las causas del calentamiento global. Primero,  los 390 mil metros cúbicos de dióxido de carbono que se expelen en un segundo en el medio ambiente originan el efecto de invernadero porque los gases actúan como una capa o un techo, que no permite que la energía caliente liberada por el suelo salga libremente al espacio. En segundo lugar (y como consecuencia de todo lo anterior citado por Odairisama) la caída en el oxígeno atmosférico tiene potencialmente serias consecuencias. “La evidencia desde tiempos prehistóricos indica que el oxígeno contenido en la naturaleza primitiva estaba por encima del 21% del volumen actual. Ha descendido en tiempos recientes debido principalmente a la quema de carbón en la mitad del último siglo. Actualmente el oxígeno contenido en la atmósfera de la Tierra baja en picada a un 19% sobre áreas comprimidas y baja entre un 12 y un 17% sobre grandes ciudades. A estos niveles es difícil para la población coger el oxígeno suficiente para mantener la salud del cuerpo: Necesitas una toma adecuada de oxígeno para mantener las células del cuerpo y los órganos y todo el sistema inmunitario, funcionando a pleno rendimiento. A los niveles que hemos alcanzado hoy los cánceres y otras enfermedades degenerativas es probable que se desarrollen”. Laszlo (2008). Y esto sin mencionar los efectos de la falta de oxigeno en mares y ríos.

En tercer lugar, cuando Odairisama apunta que “en un segundo, nacen en el mundo 2.4 personas y mueren 0.3 personas; y cada cuatro segundos muere una persona de hambre” se evidencia que  la superpoblación también amenaza el planeta que ya está a punto de colapsar por nuestra actuación inconsciente y desproporcionada sobre los recursos que nos provee; lo que de hecho genera una fuerte crisis alimentaria al extremo que la FAO afirmaba el año pasado que en el mundo existen casi mil millones de personas sub alimentada. Definitivamente, esas cifras que maneja Odairisama -y que ya habíamos publicado parcialmente en el Convite Yoko del 04/09/08- revelan que todos esos eventos están concatenados porque si destruimos los bosques a través de la tala y la quema; mermamos las tierras cultivables y eso se traduce en la disminución del oxigeno y en un aumento de los gases de invernadero; así mismo, y sin que nos extrañe, también contribuye a la disminución de la producción de alimentos. Con este resumen, que de alguna manera recuerda los temas tratados anteriormente, nos despedimos hasta la próxima semana no sin antes desearles, a todos nuestros lectores y amigos, muchas bendiciones y bienestar en este nuevo año 2009.

Publicado en el Diario Nuevo Día el 10 de Enero 2009

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Forum Terra Preta

Por Nelú de Marcano CNP 3332images21

La Semana pasada les ofrecí profundizar algunos aspectos relacionados con el tema crisis alimentaria y bioenergía, a propósito de la  XXX Conferencia Regional de la  Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) realizado en la ciudad de Brasilia a mediados del pasado mes de noviembre. Esos aspectos que deseo profundizar están relacionados con una serie de recomendaciones que surgieron en el Forum Terra Preta, celebrado paralelamente a esa Conferencia, en el cual se propuso “una forma diferente y sostenible de responder a las persistentes crisis ecológicas y al cambio climático y de forjar soluciones que fortalezcan nuestras capacidades, valoricen el papel central de las mujeres en la producción de alimentos, protejan nuestras ecologías y recuperen nuestras comunidades, sociedades y economías” esto con la finalidad de erradicar la pobreza extrema y el hambre, como uno de los principales objetivos de desarrollo del Milenio para el 2015.  Sin embargo, un  informe presentado por el director general de la FAO, Sr. Jacques Diouf. Afirma: “hay una realidad por demás preocupante, que demuestra que difícilmente el objetivo sea resuelto porque  en el último año, han muerto 75 millones de personas a causa del hambre”.

En el Forum Terra Preta (que significa tierra negra) se propusieron algunas acciones que bien pueden ser profundizadas en Venezuela por cuanto aquí existe la viabilidad política para hacerlo, además de que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 abrió la posibilidad a la participación y el protagonismo social como derechos constitucionales. Las dos primeras acciones de este Forum apuntan textualmente a: 1. No poner nunca en peligro el Derecho a Alimentarse y 2. Establecer la agricultura campesina y ecológica, la pesca y la ganadería en pequeña escala como base de la provisión de alimentos, la regeneración de los suelos, la restauración de ambientes naturales como depósitos de carbono, la seguridad del agua y el manejo de la emergencia de la crisis del clima, en particular apoyando la agricultura campesina orgánica, certificada o no.

¿Porque afirmo que aquí en Venezuela existe la viabilidad política? La lectura del contexto nos revela una nueva forma de organización social, política y económica que lleva a darle el protagonismo y el empoderamiento al pueblo. Esto, aunque se está gestando poco a poco, se ve en la organización de los consejos comunales y en las cooperativas. Sin embargo, para que estas nuevas organizaciones cumplan con el papel que les corresponde en este momento histórico, las personas tienen que ser reeducadas bajo los parámetros y lineamientos de  una nueva concepción del mundo que interne los valores y principios de esa racionalidad en la que prevalecen, según Reigeluth (1999),   la organización basada en equipos, autonomía con responsabilidad, relaciones cooperativas, y toma de decisiones compartida. Con esto daríamos respuesta a la sexta acción propuesta por el Forum Terra Petra como es: “Promover e impulsar la reforma agraria integral como requisito previo para la protección de nuestras tierras, territorios, aguas, biodiversidad y conocimientos; a través de la  Educación de poblaciones locales, escuelas y políticos”.

Tenemos que revertir la corriente del rio de una práctica de vida sustentada en la conciencia depredadora por una conciencia ecológica que implica la relación armónica del hombre con la naturaleza, con los medios de producción y la relación con el hombre mismo tal como lo apunta Gallegos (2003). Por otra parte,  Umehara, uno de los filósofos más prominentes y controvertidos de Japón afirmo en 1996 que “Todas las culturas ocultan una profunda sabiduría que revela que la humanidad no puede vivir sin coexistir con la naturaleza”. Sin embargo, nuestra conciencia depredadora y engreída sobre el planeta ha generado el calentamiento global. Crisis que para ser solucionada  exige, en este momento, volver la mirada atrás… hacia la relación armónica e interdependiente que tuvieron  nuestros antepasados con la naturaleza. Antepasados que están  representados hoy  por los indígenas de nuestros países… ellos son la evidencia más clara de la afirmación de Umehara. Con esto quiero desearles a todos los lectores de Nuevo Día y de este espacio unas felices navidades y un próspero año 2009 en el cual se materialicen, para todos,  las protecciones y bendiciones de Dios. Regresaremos el sábado 10 de Enero… hasta entonces y FELIZ AÑO!!!! … 

Publicado en el diario Nuevo Día el 13/12/2008

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Crisis Alimentaria y Bioenergía

Por Nelú de Marcano CNP 3332images711

El Convite de hoy se lo dedicaremos al  tema “crisis alimentaria y bioenergía” a propósito de la XXX Conferencia Regional de la FAO, que tuvo entre sus temas estos aspectos y que se realizó en Brasil la semana pasada. Hace quince días, cuando les prometí profundizar el tema de los biocombustibles, ya había leído una reflexión del senegalés Jacques Diouf, director general de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)  quien aseguró que los agro combustibles han privado al mundo de cien millones de toneladas de cereales básicos, que en lugar de servir para alimentar, fueron destinados a la producción de combustibles. Incluso, Diouf comentó que esta situación significaba un cambio de paradigma en la producción de cereales a nivel mundial.

Para nadie es un secreto que las políticas que generalmente emprenden los países más poderosos tienen como propósito fundamental sus intereses económicos, y el gran temor de los representantes de los  países que participaron en la Conferencia de la FAO en Brasilia es que, estos intereses se sigan interponiendo frente a la vida de las personas. Incluso, los participantes del Seminario Internacional “Agro combustibles como obstáculo a la construcción de la soberanía alimentaria y energética”, paralelo a la Conferencia, condenaron en su documento final “el modelo y la estrategia de promoción” de estos carburantes. La Agencia periodística de MERCOSUR publicó el 19/11/2008 textualmente lo siguiente” En los últimos tiempos el monocultivo ha adquirido un peso importante, porque muchos productos como la soja, el maíz o el trigo, son utilizados para generar agro combustibles. El avance incontrolable se debe a que las industrias más poderosas -apoyadas por algunos gobiernos- se ven beneficiadas con jugosas ganancias; y no porque aporten soluciones al problema del cambio climático,   como aseguran sus férreos defensores· .

Por otra parte, el ex relator de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el derecho a la alimentación, Jean Ziegler, denunció que “Para obtener 50 litros de bioetanol, necesarios para que reposte (es decir, para que se abastezca) un coche estadounidense, hay que quemar 358 kilos de maíz, lo que haría vivir a un niño mexicano durante un año”. Todo este panorama nos llena de una profunda preocupación porque las cifras que se manejan a nivel mundial evidencian que hoy en el mundo existen 923 millones de personas que sufren de hambre. Mientras que en el año 2007 aumentó, a 56 millones, el número de latinoamericanos subnutridos. Así mismo se afirma que  el único país del Sur que ha logrado disminuir sus cifras es Brasil. En esa trilogía  Calentamiento global, bioenergía y soberanía alimentaria, Doiuf propone, a través de la FAO, algunas soluciones que bien pueden ser asumidas por América Latina y el Caribe:“redoblar el apoyo a la agricultura familiar, al mejorar el acceso al agua, fertilizantes y semillas, y al dotar a las zonas rurales de una mejor infraestructura vial y de distribución”.

Por su parte, Venezuela propone buscar alternativas para fortalecer la “cooperación regional y en el eje Sur-Sur”, como una forma de mitigar las amenazas porque “la falta de alimentos, está fuertemente vinculada a modos de producción, pero también actúan como causantes directos, la contaminación ambiental y la deforestación de bosques nativos”  Por todo esto, resulta indispensable, tal como expresó Jacques Diouf, que las decisiones sobre los agro combustibles tengan en cuenta la situación de la seguridad alimentaria, así como también “la disponibilidad de la tierra y el agua”. Este problema es complejo, como compleja la solución…pero la decisión tiene que dar prioridad a la seguridad alimentaria de la humanidad. Eso es incuestionable!!!  La próxima semana seguiremos con el tema… hasta entonces.

Publicado en el Diario Nuevo Día de Coro, el  06 de diciembre de 2008

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized