Archivo de la categoría: sukyo mahikari

Una Sonrisa al Planeta

Por Nelú de Marcano CNP 3332images[85]

Desde este espacio recibimos, con gran beneplácito, la noticia de la conformación del Comité Regional para la Educación Ambiental del Estado Falcón (Cream). A ellos dedico esta reflexión del convite de hoy.

Definitivamente, la formación de una conciencia ecológica comienza en el hogar. Por ello es necesario partir del significado de la palabra educación, como “conceder la esencia espiritual de la vida”. Esto implica -según Gallegos- que la educación holística se interesa por la formación integral del individuo atendiendo no solo el aspecto intelectual sino también el emocional, físico, social, estético y espiritual; lo cual  revela el gran compromiso que le otorga la sociedad al proceso educativo, formal y no formal;  en cultivar los sentimientos del hombre para afrontar los retos del siglo XXI. Retos que involucran -entre muchos aspectos-  el cambio climático, el calentamiento global y el progresivo deterioro del ambiente.

Conceder la esencia espiritual de la vida a nuestros niños y niñas,  adolecentes, jóvenes y a nuestros adultos jóvenes implica un cambio en el modelo educativo que venimos desarrollando en la escuela venezolana; porque si bien es cierto que el Estado Venezolano ha hecho un gran esfuerzo por implementar una educación sustentada en los pilares del saber, ser, hacer y convivir establecidos por la UNESCO desde 1996; y reforzados por los pilares de la Educación Bolivariana (2007) con el aprender a valorar, aprender a reflexionar, aprender a crear; participar y convivir; la tarea apenas comienza.

 El Modelo educativo tradicional que privilegia lo cognitivo sigue vigente en muchas de las aulas venezolanas y se deja de lado la dimensión espiritual. En recientes observaciones (2008) realizadas por el equipo de investigación del Proyecto: la Formación de Docentes Holistas que se desarrolla a través del Programa de Investigación PRIGED Núcleo UNERMB-Falcón (del cual soy coordinadora); observamos una clase de música,  sin música… ni siquiera un tarareo, o un coro a capela con los niños.  No! Solo la letra del Himno Nacional  escrita en la pizarra para que los niños la copiaran. Valga el ejemplo para corroborar que, a pesar de los esfuerzos del Estado, los maestros seguimos en la práctica de una enseñanza descontextualizada, que nada tiene que ver con la vida ni con los intereses del niño y de la niña.

Por ello, el equipo de trabajo del proyecto de investigación: la Formación de Docentes Holistas; está convencido que la propuesta del Modelo de Educación Tridimensional (que debe su nombre a las tres dimensiones que lo conforman: espíritu, mente y cuerpo) es una alternativa viable para afrontar el caos, la incertidumbre, los antivalores, la globalización y los retos que caracterizan la sociedad contemporánea. De las actividades más significativas que desarrollamos están los talleres: Competencias espirituales en el Aula; La Pedagogía del Corazón; las estrategias Holísticas; todos centrados en formar docentes holistas profundamente espiritualistas. Y esas competencias espirituales en el aula incluyen la práctica del saludo radiante; la práctica de la gratitud por los padre, por los maestros, por la institución educativa a la que pertenecemos,  por los alimentos; Otra es la práctica del perdón; la práctica del respeto a los otros y del respeto por la vida; la práctica del Orden y la limpieza; la práctica del reciclaje y del ahorro; es decir, facilitamos actividades que persiguen promover actitudes positivas, normas de convivencia, valores humanos y  amor por la patria con la finalidad de elevar la dignidad humana y contribuir a la consolidación de una conciencia ecológica.

El propósito fundamental de todas estas acciones está orientado a cimentar la personalidad de un ser humano virtuoso, puro, radiante, correcto y abierto al cambio; con sentido crítico, reflexivo, participativo, con cultura política, conciencia y compromiso social; capaz de establecer relaciones armoniosas, en un clima de respeto a las ideas y convivencia así como el trabajo cooperativo, y vivencias con la naturaleza. En conclusión, a través de la formación de docentes Holistas tratamos de colocarle “una sonrisa al planeta” cultivando el sentimiento de los involucrados en la educación de los niños y niñas venezolanos. Hasta la próxima semana

Publicado en el Diario Nuevo Día de Coro el 14 de Febrero de 2009

2 comentarios

Archivado bajo sukyo mahikari

Conciencia Depredadora del Medio Ambiente

images[12]Por Nelú de Marcano CNP 3332

Esta semana continuaremos con la reflexión sobre aspectos que pueden explicar el porqué tenemos una conciencia depredadora del medio ambiente. El Occidente privilegió muchos conceptos considerados como ideas fuerzas por la determinación y el peso que el proceso civilizatorio les concedió. Tal vez, el rasgo más resaltante de la modernidad fue que, sus pensadores hablaron de la era de la ilustración, de la iluminación en contraposición al oscurantismo que prevaleció en la edad media. Esa ilustración implicó asumir que los avances de la ciencia y de la tecnología tuvieron como principio y fin al hombre mismo ubicando la religión y a los religiosos encerrados en sus iglesias y conventos. Surge así la secularización como otra idea fuerza de la modernidad.  El término secularización viene del latin: saeculum, que significa: siglo. Quiere decir que todo lo que pertenece al siglo es secular y debe ser promocionado y respetado como tal. Secular significa: hacer que el siglo sea lo que es con todas sus potencialidades y cualidades. Entonces, a partir de la secularización, el hombre inicia el gran desarrollo de la civilización materialista, dejando de lado lo espiritual. Para Weber (1983), la modernidad significó la mayoría de edad de la humanidad porque ésta se hizo madura, responsable, productiva y libre de las ataduras religiosas. Así, “la modernidad surgió en un intento de los hombres por romper con la vieja concepción mítica del mundo para dar paso a una científica; por cambiar una sociedad autocrática por una democrática y por sustituir una sociedad sacramentalmente tutelada por otra civilmente autónoma”. Marcano (2004).

Pero, actualmente  el mundo ha cambiado mucho desde la revolución industrial y hoy en plena era  de la cibernética y de la globalización, en la cual el hombre muestra su dominio en campos donde jamás se imagino y que le han permitido entre muchos logros, la conquista del espacio y la manipulación genética;  necesita un asidero para enfrentar el caos, la inmediatez y la incertidumbre que caracteriza la sociedad contemporánea; Desde mi perspectiva,  la espiritualidad es el punto de apoyo de una concepción ecológica del mundo, con el pleno convencimiento que el rescate de este aspecto tan importante en la vida del ser humano permitirá un cambio en la comprensión de los procesos caóticos, azarosos y de destrucción del planeta que enfrenta la humanidad en estos inicios del Siglo XXI. Pero ¿cómo se define la espiritualidad? La espiritualidad es un concepto amplio que si bien es cierto implica lo religioso, no es menos cierto que lo trasciende. Para los teóricos holísticos, es una manera de vivir, de actuar, de pensar y de intersubjetivar. Es asumir una concepción del mundo sustentada en los más altos valores culturales que se reflejan en la actuación virtuosa de las personas que los profesan. Por lo tanto, la espiritualidad no es ningún conjunto de creencias, dogmas, símbolos ni rituales. … “consiste -según González Bello (2002)-  en el descubrimiento de la armonía en todas las cosas, de nuestra situación en el mundo, del sentimiento último de interdependencia.  Espiritualidad significa sensibilidad, libertad, no para hacer lo que queramos, sino para sentirnos integrantes y participantes de la vida en su totalidad”. Es respeto por la vida en su concepción más amplia en coherencia con nuestros sentimientos, motivaciones y acciones Y es allí donde entra lo ecológico. Pero como el espacio es limitado, esa reflexión la continuaremos la próxima semana.

Publicado en el Diario Nuevo Día de Coro el 07 de Febrero de 2009

Deja un comentario

Archivado bajo sukyo mahikari

Todo Consumo implica Calentamiento Global

Por Nelú de Marcano CNP 3332images33

La práctica espiritual de las cuatro R: reciclar, reutilizar, reparar y reducir; tiene como finalidad “ECONOMIRZAR LOS RECURSOS NATURALES “. Es decir, tomar conciencia de que todos los productos que consumimos, desde el agua pasando por los alimentos, la vestimenta, los útiles escolares hasta nuestras casas, computadoras, celulares, carros, aviones y energía eléctrica… tienen su origen en los recursos naturales que nos provee el cielo, la tierra, los ríos y mares. Por eso, el consumo de cualquier bien y servicio implica los recursos naturales y además implica generación de calentamiento global. Por esa razón es que la sensibilización hacia la práctica espiritual de las cuatro R es tarea de todos. En ese sentido, en el estado Falcón se pueden recoger experiencias que se han desarrollado bajo la iniciativa privada de algunos emprendedores que nos reflejan cuales deben ser los pasos a seguir para la formación de una conciencia ecológica a través de la clasificación de desechos sólidos, su disposición en centros de acopio, su distribución hacia las empresas recolectoras para volver –a través del reciclaje- al ciclo productivo con la generación de nuevos productos de consumo masivo. El objetivo es transformar la basura en un hecho social, esta tarea involucra un profundo cambio de conciencia el cual tiene como base la sensibilización y la educación. Se trata de de-construir, de des-aprender para cambiar el sonen o sentimiento más profundo y que éste se manifieste en acciones, sentimientos y actitudes. Odairi Sama – Presidente del Instituto de Investigaciones de la Civilización Yoko con sede en Japón; y líder representante de Sukyo Mahikari en el mundo- piensa que en esta contingencia mundial “la educación, como proceso de formación de valores espiritualistas no solo del estudiante sino también de la familia; es la que cobra mayor importancia. Una educación espiritualista permitirá purificar el interior del ser humano cultivando sentimientos de bondad, humildad y calor humano (2008). El profesor universitario Freddy Hernández, quien es el invitado especial del Convite de esta semana; entiende que “más que educación, la población necesita sensibilización y esta debe ser asumida como una hecho social”. En ese sentido apunta “tenemos que aprender a crear tecnología limpia” y esa concientización se da desde las aulas de clases. El Prof. Hernández cuenta que su experiencia tiene ya una plataforma de siete años, en los cuales, acompañado de Luis Barreto, emprendieron un estudio piloto en la ciudad de Coro. A través de la empresa “Recuperadora Ambientalista Falconiana” se lograron organizar cinco puntos estratégicos del Municipio Miranda involucrando a las comunidades y a sus escuelas en un proyecto que tenía como misión hacer una plataforma comunitaria para capacitarla y sensibilizarla hacia la problemática ambiental y organizar esas comunidades para el reciclaje. El plan de concientización se organizó en ciclos, como el espiral: sensibilizar, educar, sensibilizar para luego organizar y arrancar la prueba piloto. La finalidad –según el Prof. Freddy Hernández- fue transformar la basura en un hecho social. El proyecto adelantado se llamo “recuperación, manejo y comercialización de residuos sólidos a través de redes sociales con centros de acopio” Para Hernández el trabajo comunitario permite la identificación de líderes naturales y la formación de esos líderes; así mismo, el rescate de personas indigentes, drogadictos, alcohólicos; incorporación de personas con discapacidad fisica; rescate de valores y siembra el amor al trabajo. Es por ello que la organización se dio desde adentro de las propias comunidades pilotos con la creación de cooperativas que se auto nombraron “Guardianes Ambientales Comunitarios” GUAMCO. Esas cooperativas estaban integradas por 7 personas que se distribuían las tareas así: un administrador, dos personas hacían el pesaje y repesaje y cuatro personas cumplían la tarea de caminar por las comunidades para informar de casa en casa y sensibilizar. Al carecer de transporte, las personas debían llevar los desechos al centro de acopio y los responsables de la Cooperativa debían garantizar la calidad y limpieza de esos desechos. Lo demás era responsabilidad de la empresa, quien recogía los desechos sólidos y los distribuía en Barquisimeto y valencia para el reciclaje. La mejor respuesta la obtuvimos de las escuelas involucradas en el proyecto y aun hoy se mantiene el pipote ecológico, en el cual los niños recogen y depositan en ellos las chapas de refrescos. El Prof. Hernández cuenta que de esa prueba piloto surgió la “Alianza para un mejor ambiente” con personas e instituciones que estaban realizando esfuerzos ambientalistas de manera aislada. Para él, el éxito de esto consistió en un cambio de concepción porque antes las empresas eran de taquilla, no se movían de los centros de acopio. Hoy –con esa experiencia- los empresarios comprendimos que hay que acercarse al origen de la producción de basura y ese origen está en nuestras comunidades. Por ello, la tarea más importante es mantener la sensibilización, la capacitación y la cogestión. Sin embargo –afirma el Prof. Hernández- falta la llave institucional es decir, el apoyo de organismos públicos y Alcaldías; porque ya el grupo empresarial está ganado a través de la Asociación Civil Ambientalista del Estado Falcón. En definitiva esa experiencia tan aleccionadora permite afirmar que una educación espiritualista debe estar focalizada en generar un equilibrio entre lo material y lo espiritual y esto no es tan difícil de entender ni de hacer porque –en el caso de Venezuela- la educación bolivariana nos brinda la oportunidad de cambiar la mentalidad exageradamente positivista y egoísta por una mentalidad social sustentada en valores holísticos que conlleven al trabajo en red fundamentado en comunidades de aprendizaje y con gran pertinencia social; trastocando de esa manera, toda la educación tradicional y conductista bajo la cual la mayoría de los venezolanos fuimos y aun somos formados. Desde el Convite Yoko aplaudimos esta iniciativa… ojala se pueda retomar… Hasta la próxima semana.

Publicado en el Diario Nuevo Día de Coro, el 22 de Noviembre de 2008

Deja un comentario

Archivado bajo sukyo mahikari

El Plástico: Problema Medioambiental

Por Nelú de Marcano CNP 3332images6

La actitud de aprender a reducir la producción de desechos sólidos implica un cambio de conciencia. Sobre todo si recordamos que muchos de los productos que desechamos están en perfecto estado y pueden ser reutilizados o reciclados. Es el caso del plástico considerado el gran invento del siglo XX. Aunque su origen se remonta hacia 1869 con la aparición del celuloide, de origen vegetal,  que fue fabricado por el norteamericano Wesley Hyatt, y que se utilizó en la fabricación de montura de lentes, mangos de cuchillos y en películas cinematográfica;  no es sino hasta 1909 que se le atribuye el invento del plástico al químico norteamericano de origen belga, Leo H. Baekeland, quien lo patentó con el nombre de bakelita. A pesar de los avances en la utilización del plástico especialmente en la industria bélica; entre los años 1930 a 1950 es que se da el gran auge en las investigaciones químicas que generaron el plástico que hoy inunda nuestras vidas. Al revisar rápidamente nuestros hogares podemos comprobar la cantidad de plástico que en ellos tenemos que van desde los cables de electricidad, enchufes, mangueras,  tubos de aguas blancas y negras; conectores de lavaplatos, lavamanos y pocetas; hasta utensilios de cocina, artefactos eléctricos, envases de comidas, envoltorios, bolsas, artículos de uso personal y de aseo, juguetes, maletas, artículos deportivos… y pare usted de contar.

Para los expertos, los plásticos son sustancias que contienen como ingrediente esencial una macromolécula orgánica llamada polímero. Estos polímeros son grandes agrupaciones de monómeros unidos mediante un proceso químico llamado polimerización. De hecho,  plástico se refiere a un estado del material, pero no al material en sí: los polímeros sintéticos habitualmente llamados plásticos, son en realidad materiales sintéticos que pueden alcanzar el estado plástico. Este estado se alcanza cuando el material en estado sólido se transforma en estado plástico generalmente por calentamiento. Concretando,  la palabra plástico es una forma de referirse a materiales sintéticos derivados del petróleo capaz de entrar en un estado plástico

Muchas son las ventajas de los plásticos. Son baratos, livianos y moldeables. Unos son permeables y otros impermeables, lo que les da gran versatilidad de uso. Así mismo, son aislantes eléctricos, y esa característica la descubrieron desde 1869, con el celuloide de origen vegetal. También el plástico es aislante térmico, resistente a muchos factores químicos y corrosivos y soporta la intemperie. Esta última característica nos lleva a ver el anverso de la moneda: no son biodegradables ni fáciles de reciclar y su quema es altamente contaminante. La mayoría de los plásticos sintéticos no pueden ser degradados por el entorno. Al contrario que la madera, el papel, las fibras naturales o incluso el metal y el vidrio; el plástico sintético no se oxida ni se descompone con el tiempo. Se han desarrollado algunos plásticos degradables, pero ninguno ha demostrado ser válido para las condiciones requeridas en la mayoría de los vertederos de basuras.

 En definitiva, la eliminación de los plásticos representa un problema medioambiental. Si bien los plásticos podrían ser reutilizados y reciclados, son pocas las oportunidades que ofrecen las municipalidades para asumir  un proceso que implica la clasificación de la basura en los hogares, instituciones de educación, comercios, instituciones públicas y privadas, aeropuertos, restoranes, sitios de recreación…es decir en todos los ámbitos de la vida donde hay actividad humana y que generan desechos. De allí, la recogida también tendría que ser selectiva.  Luego la distribución o disposición final de los desechos. Pero para ello el Estado y la Municipalidad tienen que incentivar la creación de cooperativas  y a los consejos comunales, asociaciones de vecinos y juntas de condominio a que reciclen el plástico, el papel, el aluminio, el vidrio y los desechos orgánicos. Lo que sí es cierto es que la solución no puede ser tomada por una sola de las partes involucradas porque no se trata solo de crear conciencia para la clasificación de la basura, se trata de montar una estrategia de Estado que nos involucre a todos.

La tendencia del siglo XXI está orientada a salvar el planeta del calentamiento global y para ello, los científicos  proponen la producción de combustibles y plásticos biodegradables de origen vegetal. Sin embargo, esto trae como consecuencia otro problema como es el producir  millones de toneladas de maíz, por ejemplo; que en lugar de ir a parar a la línea alimenticia tendrá como destino la producción de combustibles y plásticos biodegradables… Pero ese tema lo dejamos para la próxima semana. Hasta entonces. (Fuentes Consultadas en línea: Monografias.Com; wikipedia.org; plastivida.com.ar)

 

Publicado en el Diario Nuevo Día de Coro, el  15 de Noviembre de 2008

Deja un comentario

Archivado bajo sukyo mahikari

Suramérica la Esperanza del Futuro

Por Nelú de Marcano CNP 3332images32

El Convite Yoko de esta semana será un paréntesis sobre el Tema Vida y Medio ambiente para dedicárselo a la celebración del  V Aniversario del Diario Nuevo Día y su edición especial titulada: Suramérica la Esperanza del Futuro. Según el Kazotama (o espíritu del número) el cinco  significa  centro,  positivo,  fuego, espíritu. Es decir, que el Quinto Aniversario de Nuevo Día permitirá incrementar significativamente la energía espiritual del fuego para que  -como una columna- se erija en el horizonte de  Falcón y acreciente su compromiso de informar, educar y entretener. Y de hecho, Nuevo Día así lo ha entendido, porque desde que se adentró el 2008  asumió con muchísimo entusiasmo el reto de una edición aniversario dedicada a la Unidad Latinoamericana  incluyendo en ese reto a 10 países desde Panamá hasta  Argentina. Así mismo, a través de un concurso regional involucró a la comunidad falconiana, quien  participó en un concurso sobre los símbolos que pudieran  identificar la bandera, la moneda y el escudo de la Unidad Suramericana.  

Pero además del gran esfuerzo material que significó la movilización de los equipos de periodistas y reporteros gráficos a los países del Sur  en un Proyecto  de periodismo geopolítico de integración; se retomó la esencia de ser del periodismo: la investigación porque un periodista es, per se, un investigador. Esa recogida de datos para la elaboración de reportajes sobre sus fortalezas en lo energético, en el poder de la tierra, lo cultural, lo económico, lo político, los valores étnicos y ecológicos y la cotidianidad es de una riqueza tan extraordinaria que de allí pueden  surgir otras ideas editoriales porque con la cantidad de datos, anécdotas y fotografías mínimo un libro donde la unidad suramericana se vea desde sus elementos comunes así como de elementos disonantes y contradictorios.

Lo importantes es que los lectores puedan formarse su propia idea de los factores de la unidad latinoamericana como son la indianidad, la música, la magia, los elementos energéticos, políticos, económicos y por supuesto  el sentimiento bolivariano  entre otros. Ya en el mundo hay iniciativas revolucionarias sobre la investigación periodística  que han permitido, por ejemplo, una colección de libros producto del trabajo periodístico de reporteros y reporteros gráficos que se llama Investigación Abierta.  El gran común denominador de esa colección de textos es que han surgido del trabajo laborioso y profundo de periodistas que no han abandonado la inquietud, ni las interrogantes, ni los vacios, ni los espejismos que se forman en el periodismo diario. Es decir, se han volcado a buscar los porque, los para que y los significados de los acontecimientos en los que se involucran en su quehacer diario. Y esta profundización  es un logro de la edición  V Aniversario.

 

Además de esto, Nuevo Día es un periódico que nació con una concepción posmoderna de la realidad, del contexto y del ejercicio del periodismo. Entendió que la realidad es dinámica, multifacética, multidimensional y compleja. Me ha tocado seguirlo de cerca desde que llegue a esta ciudad en Enero del 2005 y he observado el cambio positivo de los otros periódicos regionales quienes entendieron que el periodismo de provincia es un periodismo de altura y de vanguardia  que debe dar respuestas a las exigencias informativas de las comunidades a las que sirven. El Premio Nacional de Periodismo otorgado a Nuevo Día en el 2005 da cuenta de ello. Definitivamente, es un periódico que nació con la estrella del triunfo sobre si.  

En síntesis, la edición V aniversario del Diario Nuevo Día es la materialización del sueño de un equipo de personas increíbles, proactivas, que se plantearon la meta de una edición que apuntalara a la unidad suramericana…y lo logro… Mañana, luego del furor de los eventos del aniversario, seguro que veremos a Oswaldo, a Isbelys, a zuly y a Maribel, acompañados de todo su equipo de trabajo,  hurgando en el trasfondo de los hechos cotidianos, para voltear la mirada al Caribe e iniciar así la planificación del sueño del VI aniversario… seguro que si… Felicitaciones a toda familia de Nuevo Día por este nuevo aniversario que se convirtió en… la esperanza del futuro porque el número cinco es espíritu…  compromiso positivo. 

Pubicado en el Diario Nuevo Día el día sábado 01 de Noviembre de 2008

Deja un comentario

Archivado bajo sukyo mahikari

Práctica de Reparar

Por Nelú de Marcano CNP 3332images86

 

El tema central que hemos venido manteniendo en las últimas cuatro columnas tienen que ver con el consumo consciente partiendo de que cualquier consumo de bienes y servicios genera calentamiento global.  En este sentido hemos asumido la orientación de Odairi Sama, presidente del Instituto de Investigaciones de la Civilización Yoko, con sede en Japón, quien a principios del 2008 alentó sobre la práctica de las cuatro R: reciclar, reutilizar, reparar y reducir. Cada una de esas prácticas espirituales se debe hacer en  nuestra cotidianidad y para ello se han desarrollado, a través de esta columna, algunos parámetros que tienen como propósito crear conciencia sobre nuestra contribución con el calentamiento global. Por eso en esta entrega del Convite Yoko revisaremos aspectos que tiene que ver con la práctica de Reparar.

 

Usualmente para nosotros el termino reparar está referido a componer o arreglar una cosa. Y si,  es cierto, se nos desarma una silla y la podemos reparar utilizando cola o clavos para  ajustarla y continuar utilizándola. También podemos reparar muebles viejos que retocados con pintura y brillo vuelven a retomar la apariencia que un día nos cautivo y  motivó a comprarlos.  Incluso, la Sra. Olga, una vieja amiga que me apoyaba en los quehaceres del hogar mientras viví en los andes, me dio una lección de vida, cuando un día le regalé ropa que estaba ya en desuso. Entre esa ropa iban unas dormilonas de muy buena calidad  pero con los encajes  desechos. Sin embargo, que increíble sorpresa cuando un día la vi con mis dormilonas. Les había cambiado el modelo, al sustituirle los encajes rotos. A partir de allí, la ropa que me gustaba mucho pero que se deteriora, no la regalaba; se la llevaba a mi amiga alba,  de alta costura y con esos trapos me diseñaba faldas, o blusas, o simplemente la reparaba. Aun mantengo la costumbre de limpiar mis closet mínimo una vez al año pero antes de regalar, repienso cuál de esos trajes puede ser reparado o rediseñado.

 

 Sin embargo, el término reparar también está referido a enmendar, corregir o remediar una falta o equivocación. Y aquí es importante reflexionar sobre nuestra responsabilidad en el deterioro vertiginoso del planeta tierra -en este momento declarado en emergencia- por los efectos nocivos que sobre su salud generan los gases de invernadero, la desforestación de bosques, la contaminación de las aguas, el derretimiento de los casquetes polares y por supuesto el peligro que se ciñe sobre la humanidad. El Convite Yoko tiene entre sus propósitos concientizar sobre estos aspectos tan importantes.

 

Otra acepción que señala el diccionario de la Lengua española (2005) está referido a desagraviar a quien se ha ofendido o perjudicado. Es decir, que debemos seguir pensando en los daños –muchos de ellos irreparables- que le estamos ocasionando-por ejemplo- a la flora y a la fauna del planeta. Por lo tanto, debemos contribuir con la reforestación en parques y plazas; defender los árboles que están en nuestros vecindarios y hogares. No debemos comprar fauna exótica, la cual está en peligro de extinción.  Ya lo hemos dicho… desagraviar los daños ocasionados al planeta tierra implica cambiar nuestro sentimiento más profundo que va de la cultura de la depredación… a la conciencia de la conservación de los recursos naturales con que contamos todos los días. También reparar está referido a restablecer las fuerzas, dar aliento o vigor… así como a fijarse, notar, advertir… revertir el calentamiento global depende de nosotros y con ese cambio podemos restablecer el vigor y las fuerzas del planeta para que recupere su capacidad de producción… y fijarse, notar advertir… se da  por ejemplo, al  comenzar a cerrar las llaves del agua cuando enjabonamos los platos, apagar las luces cuando salimos de las habitaciones y del baño; recoger tus desperdicios cuando vamos a la playa o a la montaña; o sea, cuando comenzamos a practicar lo que profesamos. Y por ultimo repara también implica considerar, reflexionar. Es decir que los esfuerzos de los científicos del mundo, de los ambientalistas, de la Nasa, de la ONU, está orientado a reparar y reflexionar así como crear conciencia sobre el rescate del planeta a objeto de que nuestros hijos y  nietos y las generaciones futuras tengan un lugar hermoso y prospero donde vivir…

 

En síntesis. Tenemos que reparar nuestro sonen o sentimiento más profundo para desarrollar aprecio por el medio ambiente. Tenemos que reparar nuestra actitud para pasar de una actitud  depredadora y destructiva del medio ambiente, a una actitud conservacionista y ecológica y tenemos que reparar nuestras motivaciones para lograr un desarrollo sustentable y solidario que le haga frente al desarrollo económico que con sus ansias de poder desmedido está destruyendo nuestro planeta y todos sus recursos. Sin olvidar el desastre ni siquiera en tiempos de paz,  tenemos que tomar previsiones a través de un proceso de reeducación que permita lograr un consumo consciente. Hasta la próxima semana.

Publicado en el Diario Nuevo Dia de Coro,  el 25 de Octubre de 2008    

Deja un comentario

Archivado bajo sukyo mahikari

Reutilizar el Agua

Por Nelú de Marcano CNP 3332images82

Cuando nos mudamos para Coro hace tres años y diez meses, me sentí que había llegado al paraíso terrenal gracias a que esta ciudad bendita, tiene agua todos los días y uno puede disfrutar del preciado líquido para bañarse en la ducha, lavar la ropa cuando quiera, cocinar y lavar los corotos sin contra tiempos… es decir, contar con el suministro de agua potable en la casa. A pesar del agobiante calor que caracteriza la zona baja del estado Falcón nos adaptamos rápidamente a Coro.  Veníamos de vivir durante 14 años en la población de Sabana Libre, municipio Escuque del Estado Trujillo-  caracterizada por un clima noble, maravilloso con temperaturas máximas de 26 grados y mínima de 18 grados; pero donde pasábamos hasta tres meses sin que el preciado líquido llegara por tuberías del acueducto de Valera a nuestros hogares. Durante ese tiempo -y sin estar en África-  tuvimos la experiencia de la hostilidad por compartir el agua. Si, nuestros vecinos de la parte alta del pueblo cerraban las llaves de paso que conducían el agua a la zona baja, con el argumento de que por la gravedad el agua les llegaba sin fuerza y en menor cantidad. Además, las llaves de paso eran controladas por un hombre pero los más osados se atrevían a regularlas para su beneficio en detrimento de los vecinos.

Si bien es cierto que el censo de 2001 revela que el 87% de la población venezolana cuenta con el suministro de agua potable en sus hogares y de que se han vistos los esfuerzos de la hidrológica de Venezuela por cumplir con las metas del milenio, también es cierto que la superpoblación  -especialmente en la franja norte del país- hace que sean insuficientes los esfuerzos y la población se vea en la necesidad de comprar agua en camiones cisternas y depositarla en tanques y en pipas. Coro, es una ciudad privilegiada porque tiene solamente un día de racionamiento del agua en la semana. Así mismo sucede en la Vela de Coro, sin embargo poblados de la península de Paraguaná reciben agua regularmente una vez por semana y en Adícora –por ejemplo- en temporada alta recibe agua todo el día pero la cortan en la noche.  Es decir, que de alguna manera tenemos problemas de suministro de agua y la ONU habla de cifras alarmantes cuando afirma que en el mundo 1.1 mil millones de personas no tienen acceso seguro al agua potable y  2.3 mil millones de personas no cuentan con saneamiento; lo que quiere decir que consumen agua contaminada y sin tratamiento previo. Por eso es que en el convite de la semana pasada me atreví afirmar que el Agua es un recurso natural NO renovable, porque además de escasa el hombre no tiene la capacidad de crear agua… la humanidad depende de la madre tierra para contar con ese recurso y nosotros con los desafueros que comentemos en contra del planeta lo estamos agotando.

¿Pero cómo podemos preservar este recurso tan valioso para la vida? la respuesta la conocemos todos, sin embargo vale la pena recordar algunas prácticas básicas y elementales que de hecho contribuyen para ahorra y no malgastar el agua porque algo es cierto: la crisis la tenemos aquí y tenemos que asumirla. Recuerde cerrar la llave del lavamanos cuando cepilla sus dientes o se afeita. Así mismo, cierre la ducha mientras se enjabona y el agua de los aires acondicionados direcciónela hacia los jardines o utilícela para dar lampazo. Los soldados ingleses que participaron en la segunda guerra mundial, se bañaban hasta tres veces con la misma agua, solo le retiraban la espuma y la grasa que se acumulaba en la superficie de los envases donde la almacenaban. Luego esa agua la utilizaban para lavar la ropa. Nosotros en Sabana Libre, nos bañábamos parados sobre bañeras para reutilizar el agua en el aseo de las pocetas. Igualmente, cuando lavábamos la ropa reutilizábamos hasta tres veces el agua en lavar la ropa blanca, luego blusas y franelas y por último  shores y franelas. Después, la recogíamos en tobos para asear el área de los perros o para los baños. y el agua que se destinaba para el consumo humano era hervida porque no sabíamos si estaba saneada. A mi familia y a mí, nos toco vivir situaciones extremas por la escases del agua. Hoy tres años y diez meses después aun agradezco con alegría por el agua con la que me baño y que brota divina, fresca y abundantemente de la ducha de mi casa. En ese sentido, la Organización para la Coorperación y el Desarrollo Económico avisora que si los gobiernos no cuentan con políticas adecuadas para el cuidado del agua, en el 2030 alrededor de 3.9 mil millones de personas en el mundo vivirán en zonas con insuficiente agua… ya nosotros tenemos la experiencia, por eso evoco las palabras del Gran Maestro Sukuinushi Sama, Fundador de Sukyo Mahikari quien sentenció: “no olviden el desastre ni siquiera en tiempos de paz”.  Les dejo esas palabras para la reflexión. Hasta la próxima semana.

PUBLICADO EN EL DIARIO NUEVO DIA DE CORO, EL DIA 18/10/08

3 comentarios

Archivado bajo sukyo mahikari